Perfectos desconocidos

Llevada al cine por Álex de la Iglesia, Perfectos desconocidos se convirtió en una de las películas españolas más taquilleras. Su versión teatral, adaptada por David Serrano y Daniel Guzmán, y dirigida por este último, aterriza, tras varias temporadas de éxito en el Teatro Guimerá.
Siete amigos que lo son desde hace años (tres parejas y un soltero) se reencuentran en una cena en la que deciden jugar a un juego extraño y arriesgado. Se trata de dejar sus smartphone sobre la mesa y al grito de «no tenemos nada que ocultar», compartir los mensajes y las llamadas que cada uno de ellos reciba durante la noche. Un juego que provocará sorpresas y giros inesperados durante toda la velada.
Alternando entre el drama y la comedia, lo hilarante y lo dramático, los secretos de cada uno se irán revelando de forma tal que al final de la velada, nada volverá a ser como era, y los amigos descubrirán que en realidad… eran Perfectos Desconocidos.